Derechos de Autor de este Blogger

14 de octubre de 2011

Triunfar en reuniones de trabajo

A un buen director de salón no le basta con ser su mejor estilista ni tampoco el más experimentado. Para ser líder indiscutible hay que reunir una serie de aptitudes imprescindibles. Una de ellas, y seguramente la más importante, es ser un buen orador.

LA COMUNICACIÓN

Antes de iniciar la reunión con nuestros colaboradores debemos tener claros nuestros objetivos y qué resultado final deseamos conseguir. Hay que saber exponer con claridad nuestros argumentos, explicándolos de manera sistemática y práctica, evitando improvisar sobre la marcha, hecho que nos puede traer consecuencias negativas.

Para dominar la conversación es muy importante mirar a nuestros colaboradores mientras hablamos con ellos, dominando el espacio con un lenguaje fácil y una buena dialéctica.
Estos son los puntales imprescindibles para conseguir una conversación persuasiva, que nos ayudarán a ser un líder excelente.

Los humanos disponemos de un cerebro prodigioso al que hay que sacarle el máximo partido. Antes de la reunión, un buen truco es leerse los apuntes de los temas que queremos comentar utilizando el método del encadenado, que asocia palabras con imágenes y con palabras clave, lo cual nos ayudará a tener una mayor fluidez dialéctica

ARGUMENTOS SOLIDOS

Intentaremos pensar a la vez que estamos hablando, procurando tener la máxima precisión de los temas que queremos transmitir. Para ello, utilizaremos las palabras más adecuadas para que los oyentes obtengan las ideas más claras sobre los temas que queramos compartir con ellos.

Las pausas de la conversación son los momentos más adecuados para memorizar las conocidas palabras clave, pero es conveniente primero pensar y luego hablar. Pero hablar utilizando un lenguaje que sea próximo para que nuestros oyentes no pierdan el mensaje y capten la secuencia que más nos interesa. Intentaremos que al final se sientan involucrados e intervengan, ya que es muy importante si hay que aclarar alguna contradicción o añadir algún dato. Un colaborador que participe en las reuniones de equipo siempre ayuda a los demás a recordar los temas tratados y también a nosotros, para reforzar puntos concretos.

LA FUERZA  MOTIVADORA

Otro factor a tener en cuenta es el tono de voz. Es importante variar el ritmo y la velocidad para no aburrir a los que nos escuchan. Cambiaremos la entonación, subiendo el volumen sin chillar cuando queramos recalcar frases concretas, a la vez también hablaremos más despacio cuando notemos que nuestra explicación no es del todo efectiva. Otro truco es permanecer unos segundos en silencio, observando a nuestros oyentes para así mantenerlos atentos.
          

Entre frase y frase haremos pausas, que pueden ser largas o cortas, dependiendo de lo que queramos transmitir. De esta manera aportamos seguridad con la argumentación verbal. El hecho de tener un amplio vocabulario para expresarnos con las palabras específicas de nuestro sector nos ayudará a ser más convincentes. En definitiva, para ser un buen tertuliano, el líder tiene que tener motivación y las ideas claras, utilizando las palabras precisas. Ser hábil en la comunicación nos abrirá muchas puertas. Además, tenemos que intentar sacar el máximo rendimiento a nuestra memoria.




30 de agosto de 2011

Schwarzkopf Professional lanza la primera permanente sin amoniaco

Schwarzkopf Professional presenta dentro de su línea Essensity, la primera permanente sin amoniaco para crear una ondulación o un rizo permanente. Essensity Permanente Sin Amoniaco trabaja a temperatura ambiente. Contiene tioglicolato reducido y esencia orgánica de caléndula, para conseguir un look más duradero, rizos suaves y naturales, un cuidado intenso para el cabello y un tacto suave.

También contiene esencia orgánica de caléndula, conocida por ser utilizada por los antiguos griegos, romanos e indios como hierbas medicinales para el tratamiento de alteraciones en la piel. Los estudios farmacéuticos modernos destacan sus propiedades antiinflamatorias.
Esta gama está enriquecida con aceite de naranja natural, que contiene propiedades hidratantes para la piel. Al no contener amoniaco su formulación, otra de las ventajas de esta línea es que se ven reducidos los olores de manera significativa. Se presenta en tres versiones: para cabello resistente, normal y coloreado.


29 de agosto de 2011

La caída de cabello en Otoño

En unos días las vacaciones de verano acaban para todos y el otoño irrumpe en todo su esplendor.
Las amarillentas hojas de los arboles empezarán a caer, y sembrarán los bosques con una alfombra llena de matices.
Igualmente las flores dejarán su calidez y muchas de ellas, empezarán un letargo hasta los meses de Marzo/Mayo, que volverán a tenes su explendor, con su gran y diverso colorido.

Así de la misma forma, el cabello empezará su cambio otoñal dejando también su peculiar alfonbra en el suelo del baño y la bañera atascada en el desagüe.
Nos enfrentaremos a la CAÍDA del CABELLO OTOÑAL.

Para ello, tenemos tratamientos que sin parar la fase de caída, ayudarán a que el nuevo y debil cabello salga mas fuerte y su vida se alarge mas tiempo en la cabeza.
En farmacias: ampollitas AMINEXIL, ARKOCAPSULAS uñas y cabello, y medicamentos que pueden acarrear efectos secundarios, como el MINOXIDIL y FINASTERIDE.
En peluquerías: L'oreal, Rene Furterer y alguna que otra empresa cosmetológica tiene también capsulas para la caída, yWella, etc estas junto a Salerm Cosmétics, Revlon,  ampollitas y lociones, que varian para cada sexo.

Sin embargo, aunque cada una de esas marcas de cosméticos tiene una manera distinta de aplicación en cuanto a la intensidad, siempre hablan el mismo idioma en cunato a la duración "mínima" del tratamiento, que siempre serán 3 meses o 12 semanas.

La intensidad variará a raíz de la intensidad de la caída. Por ello unas veces el profesional aconsejará poner una ampollita cada semana, o dos a la semana o hasta tres.
Una vez pasadas las primeras 12 semanas, se valorará si seguimos utilizando las mismas ampollitas, junto a las capsulas, o dejamos uno u otro, o los dos productos.

Que una persona utilice un tratamiento de caída no significa que tenga que dejar otros tratamientos que esté haciendo, como champús especiales o mascarillas. Nada tiene que ver un problema de ´raíz con un problema de sequedad en medios y puntas. Por consiguiente se deberá utilizar siempre los dos mientras haga falta.

Cuando hay caída de cabello recomendaremos no recoger el cabello al menos durante el primer mes, pues si tiramos de él, al estar mas fragil aumentaría el número de cabellos caídos.

Otras causas más comunes de perdida difusa del cabello podrían ser del tipo: deficiencias minerales, anemia y desequilibrios hormonales.
Pero de ellas hablaré en otra ocasión.

25 de agosto de 2011

¿LIDERES O JEFES?

La autoridad estará en crisis cuando quien manda se
contente con ser un administrador (jefe), sin tomar la decisión de convertirse
en líder. Lo que necesita una nación o cualquier grupo, grande o pequeño, es
tener al frente no a un oportunista arrogante, sino a un servidor sincero.

¿Qué diferencias existen entre el jefe y el líder?

  1. Para el jefe, la autoridad es un privilegio de mando; para el líder,
    un privilegio de servicio. El jefe ordena: "Aquí mando yo"; el
    líder dice: "Aquí sirvo yo"; el jefe empuja al grupo y el líder
    va al frente, comprometiendo con sus acciones.
  2. El jefe existe por la autoridad; el líder, por la buena voluntad. El
    jefe cree que es suficiente una investidura de mando conferida desde fuera
    para conformar a su gusto el pequeño planeta sobre el que impera. El líder
    no necesita exhibir ante sus súbditos credenciales de legítima autoridad;
    su empeño generoso, su dinamismo mágico y su actitud de entrega son las
    mejores cartas con que los seguidores se enteran de que tienen una
    autoridad que no necesita imponerse por argumentos externos, sino por
    ejemplos entrañables. La autoridad del jefe impone; la autoridad del líder
    subyuga y enamora.
  3. El jefe inspira miedo, se le teme, se le da la vuelta; se le sonríe de
    frente y se le critica de espaldas; tal vez se le odia en secreto. El
    líder inspira confianza, inyecta entusiasmo, envuelve a los demás en aires
    de espontánea simpatía, da poder a su gente; cuando él está presente
    fortalece al grupo. Si temes tu superior, es que tu superior es un jefe; si
    lo amas, es un líder.
  4. El jefe busca al culpable cuando hay un error. El que la hace, la
    paga. Sanciona, castiga, reprende, en apariencia pone las cosas en su
    lugar, cree haber arreglado el mundo con un grito y con una infracción,
    pero ha cortado la rama torcida. El líder jamás apaga la llama que aún
    tiembla, jamás corta el tallo que aún verdece; corrige, pero comprende;
    castiga, pero enseña; sabe esperar. Por eso no busca las fallas por el
    placer sádico de dejar caer el peso de la autoridad sobre el culpable,
    sino que arregla las fallas y de paso rehabilita al caído.
  5. El jefe asigna los deberes, ordena a cada súbdito lo que tiene que
    hacer: "A ti te tocó esta parcela de la izquierda, a ti, ésta de la
    derecha; ahora a trabajar y cumplir cada cual con lo suyo, mientras
    contemplo desde mi sillón cómo ustedes se movilizan y... ¡ay del
    incumplido!" El líder da el ejemplo, trabaja con los demás, y como
    los demás, es congruente con su pensar, decir y hacer; su deber es el
    propio de todos, va al frente marcando el paso.
  6. El jefe hace del trabajo una carga; el líder, un privilegio. Los que
    tienen un líder, pueden cansarse del trabajo, pero jamás se fastidian,
    porque el magnetismo del líder abre ventanas a los ideales que delatan la
    alegría de vivir, de trabajar.


ESTHER MARTÍ
hirdresser.personal.trainer@gmail.com
http://www.linkedin.com/pub/esther-mart%C3%AD/34/16/716
http://www.facebook.com/notes/esther-itram/lideres-o-jefes/115807795187246#!/profile.php?id=100002740796509

10 de agosto de 2011

Atención al Cliente


Comportamiento hacia la clientela.


La estrategia de servicio al cliente hace parte de un todo que es el producto, existen unos productos que son tangibles puros, como la sal, que no requieren ser acompañados de ningún servicio, pero existen otros que sí lo requieren, como los electrodomésticos o los servicios bancarios, vamos a concentrarnos en ellos. Al desarrollar una estrategia de servicio al cliente se deben enfrentar tres decisiones básicas, qué servicios se ofrecerán, qué nivel de servicio se debe ofrecer y cuál es la mejor forma de ofrecer los servicios, mirémoslas más detalladamente:

1.  QUÉ SERVICIOS SE OFRECERÁN

Para determinar cuáles servicios son los que el cliente demanda se deben realizar encuestas periódicas que permitan identificar los posibles servicios a ofrecer, además se tiene que establecer la importancia que le da el consumidor a cada uno.

Asimismo, se debe estar consciente de que aunque nuestros servicios sean de excelente calidad, si son los mismos y del mismo nivel que los de la competencia, nunca crearemos ventaja competitiva, por ello, al aplicar encuestas tendientes a mejorar los servicios, debemos tratar de compararnos con nuestros competidores más cercanos, así detectaremos verdaderas oportunidades para adelantarnos y ser los mejores.

2. QUÉ NIVEL DE SERVICIO SE DEBE OFRECER

Ya se conoce qué servicios requieren los clientes, ahora se tiene que detectar la cantidad y calidad que ellos desean, para hacerlo, se puede recurrir a varios elementos, entre ellos:

Compras por comparación, encuestas periódicas a consumidores, buzones de sugerencias, número 800 y sistemas de quejas y reclamos. Los dos últimos elementos son de suma utilidad, ya que maximizan la oportunidad de conocer los niveles de satisfacción y en qué se está fallando.

3. CUÁL ES LA MEJOR FORMA DE OFRECER LOS SERVICIOS

Se debe decidir sobre el precio y el suministro del servicio. Por ejemplo, cualquier fabricante de PC's tiene tres opciones de precio para el servicio de reparación y mantenimiento de sus equipos, puede ofrecer un servicio gratuito durante un año o determinado período de tiempo, podría vender aparte del equipo como un servicio adicional el mantenimiento o podría no ofrecer ningún servicio de este tipo; respecto al suministro podría tener su propio personal técnico para mantenimiento y reparaciones y ubicarlo en cada uno de sus puntos de distribución autorizados, podría acordar con sus distribuidores para que estos proporcionaran el servicio o dejar que firmas externas lo suministren. Además de las decisiones sobre los aspectos antes referidos, una estrategia de servicio al cliente integral debe involucrar a todos los miembros de la organización y tener un fuerte componente de selección de personal que permita trabajar con personas a las que les agrade brindar un excelente servicio y no se sientan serviles.

Otro elemento clave dentro de esta estrategia es la capacitación continua de todo el personal, con énfasis en quienes tratan directamente con el cliente, estas personas, llamadas "frontline", son las que necesitan mayor entrenamiento, de ellos depende que el cliente regrese o no. Un último elemento, para desarrollar estrategias de servicio al cliente exitosas, lo constituye el trato al cliente interno, es decir, el tratamiento de los jefes a sus subalternos, si no se les trata de la mejor manera ¿cómo esperar que ellos traten bien a nuestros clientes? Los jefes deben tratar a sus subalternos tal y como quisieran que ellas trataran a los clientes.

Un recordatorio: "el cliente siempre tiene la razón"

¿Quiénes son realmente sus clientes fieles?

¿Son todos los clientes que le compran? ¿Los que compran eventualmente? Existen diversos enfoques para medir la fidelidad. En este artículo se intentará analizar la fidelidad en función de la velocidad de adopción y eliminación de productos, el cual es un modelo que fue concebido hace unos años por Pascal Py.

Existen productos que son comprados y abandonados con bastante facilidad. En este sector la competencia es intensa y agresiva, se suele seleccionar un proveedor por razones variadas, que pueden cambiar rápidamente; la decisión de compra está muchas veces fundamentada en el precio y/o la oferta. Dependiendo de la estrategia de marketing de la empresa, pueden ser considerados un gancho para atraer nuevos clientes. Quienes compran estos productos no suelen comprometerse y migrarán a la primera oportunidad. Un ejemplo de estos productos puede estar constituido por un kilo de azúcar. Obviamente, quien compra estos productos no es un cliente fiel, tan solo aprovecha la oferta y/o el precio.

Por el contrario, existe un grupo de productos que se compra con facilidad, y logran establecer una relación a largo plazo con el proveedor. Por lo general son productos que gozan de gran notoriedad y prestigio en el mercado. El disponer de estos productos le confieren al proveedor la razón de su permanencia en el mercado. Quien vende estos productos es un especialista en los mismos y las soluciones y/o beneficios que estos aportan a quienes lo adquieren. Quien compra estos productos probablemente no está interesado en precio, busca aquellos atributos que les son característicos. Un ejemplo de estos está constituido por aparatos de video y sonido de marcas reconocidas. A través de la venta de estos productos, como punto de partida, se puede lograr la fidelidad de sus clientes con una buena gestión de relaciones.

Otro grupo de productos son aquellos que son comprados debido a una necesidad urgente o momentánea. Tal vez estos no constituyan el foco principal de la actividad del proveedor, tal vez por los precios de los mismos, por la especialización que su venta implica, etc. Por lo general, el cliente preferiblemente realizará la compra a un proveedor ya conocido, porque considera que este le puede aportar la solución deseada. Es muy probable que nunca le haya comprado a este proveedor este tipo de productos, y si de los grupos anteriores y posteriores. En la búsqueda del proveedor, el precio no es la variable mas significativa. Un ejemplo de tales productos lo constituye la fianza que una compañía de seguros pudiera otorgar a quien lo solicite, no siendo este parte de la gama principal de sus productos. El generar la solución buscada por el cliente, logrará afianzar la relación a largo plazo con el mismo. Sin embargo, cuando el cliente ya ha satisfecho su necesidad, la demanda por estos productos disminuye o desaparece, lo cual implica que puede descartarlos rápidamente. La compra de estos productos le puede ayudar a afianzar la relación con sus clientes, pero es poco probable que los mismos le sigan comprando el mismo producto.

Y por último, existe una gama de productos que se caracterizan por la lentitud en que pueden ser asimilados por el cliente, pero luego de comprarlos, la relación cliente-proveedor se torna a largo plazo. Para que esto suceda el comprador debe conocer al proveedor con anterioridad y este debe haber logrado en el tiempo la confianza del primero. Para el cliente estos productos pueden tener un carácter tan técnico, que solo se los encargará a un proveedor reconocido. Este tipo de producto, por las razones ya explicadas, no atrae a nuevos clientes, y se ajustan mucho para el desarrollo de los clientes existentes.






1 de agosto de 2011

Cómo elegir el color adecuado para tu cabello

Para teñirse el cabello hay que tener en cuenta no solamente el color sino también el producto ya que hay muchas marcas y propuestas a la hora de elegir la tonalidad.

Qué se debe tener en cuenta para dar con el tono apropiado para tu cabello:
· El color de los ojos
· El color de la piel
· El color natural del cabello

Características de las diferentes coloraciones:
Los colores oscuros acentúan las arrugas. Es importante tener en cuenta este detalle si la intención no es que resalten. Otra razón a tener en cuenta es que el oscuro puede hacer que la piel se vea más pálida de lo que realmente es.
· El pelirrojo sienta muy bien en mujeres con piel muy blanca y ojos claros
· El rubio es ideal para aquellas mujeres que ya tienen el cabello claro. Si el pelo es oscuro hay que tener cuidado con las tonalidades de rubio y elegir uno que no sea muy exagerado.

Recomendaciones al teñir tu cabello
· La mujer que comienza a teñirse tiene que saber que tendrá que recurrir a la coloración todos los meses. “Para la mujer no es ningún sacrificio teñirse el cabello, aunque llega un momento en que muchas se aburren, pero lo siguen haciendo sobre todo cuando surgen las primeras canas”, expresa la especialista.
· Siempre se deben usar productos que no contengan amoníacos ni oxidantes para no dañar la fibra capilar.

 Para aquellas que se teñirán por primera vez de otro color pueden empezar con baños de luz o reflejos para ir acostumbrándose al nuevo look.
· El cabello oscuro que quiere ser cambiado por uno muy claro debe decolorarse antes
· El color negro se adecua muy bien en rostros jóvenes y de piel blanca.
· Aunque teñirse puede hacerse en casa, si el cambio que se quiere conseguir será radical es mejor acudir a un salón de belleza ya que hay que hacer varios procedimientos antes de colorearse.
· Luego del tinte es necesario realizar un baño de crema y serum reparado para que el cabello no se reseque demasiado.

Ventajas de dar con el tinte correcto:

Eliminan las canas
· Suavizan los rostros
· Cambian y refuerzan la imagen
· Los reflejos iluminan, dan volumen y brillo al cabello

Mi recomendación es que os dejéis aconsejar por un buen colorista, y en caso que queráis un color y esa persona lod esacnseje, le hagais caso. no intenteis hacer el color en casa, los tintes de supermercado son menos cosmetológicos y vuestro cabello a la alrga se resentirá.

23 de mayo de 2011

Cuidados del Cabello en Verano

La primavera y el verano nos invitan a cambiar de look e ir más fresquitos. Ahora no sólo hay que ponerse en forma para lucir palmito, sino que también podemos cuidar nuestra imagen o sacarnos más partido.
Os voy a echar una mano, y os ofrezco para empezar, algunas tendencias de lo que tu pelo va a llevar esta temporada.

Las extensiones se van a llevar mucho, y por eso pone a tu disposición una técnica de ultrasonidos para colocarlas sin que se note. De cabello natural, adaptables en forma y color, para alargar, espesar, crear volúmenes o sencillamente jugar con el peinado.

Se recuperan los sabores de la infancia, transformándolos en tonos para endulzar el cabello.
Del rubio vainilla al castaño praliné, los colores se mezclan para realzar la belleza del cabello. El rubio vainilla tiene su secreto en un balayage que espolvorea reflejos nacarados sobre los cortes más desfilados, para jugar con el movimiento y el color. El castaño praliné tuesta las puntas ligeramente y encuentra la textura perfecta en el volumen, para cabellos oscuros.

Tono iluminado: El cloro, el sol o el salitre modifican la pigmentación del tinte, lo aclaran, teniendo esto en cuenta, escoge un tono más oscuro del que lo harías en invierno, para evitar el deterioro del color. En esta época busca la luz, ilumina tu cabello con toques más claros en las puntas. Para dar movimiento y energía a tu cabello juega con los claros y oscuros, o decídete por ese tono más atrevido, ya que éste es el momento para dar a tu imagen un tono más divertido. Pero si es posible intenta olvidar los tonos rojizos, o caobas pues al volver de vacaciones podrías traer un cabello que llegará al color rosa chicle...

El rubio Cenicienta: Esta coloración de rubio transparente sólo se puede realizar sobre las bases muy claras, del rubio medio al rubio transparente. Supone un juego sutil entre las mechas interiores y las exteriores. Con esto se obtiene un efecto profundidad y todos los cortes sirven, tanto cortos como largos. Los dos tonos se funden entre sí y no existe riesgo de crear el odiado efecto “raíz”.
SunLight o rayos de Sol: Mechas finamente dibujadas para proporcionar un efecto sol de lo más natural. Le va bien a todos los tonos de cabello. Se trata de iluminarlo desde la media melena hasta las puntas para aportar movimiento y romper el efecto uniforme de las mechas clásicas. Viene muy bien para las bases cuadradas, degradadas y desfiladas, ya que acentúa el movimiento. Con este color tendrás un efecto sol natural incluso en invierno. Para claras y morenas, no aclcar mas de dos o tres tonos, de lo contrario ya no se vería natural.

En resumen, debes intentar potenciar tu color natural o crear el color que siempre has querido pero respetando su naturalidad. Propon a tu peluquero o colorista dos nuevas tonalidades, pensadas para animar el estilo del peinado y realzar la mirada y las facciones del rostro. Aportan brillo y movimiento al cabello, gracias al juego de contrastes.
Para cuidar el cabello una vez con color o mechado se recomienda el uso de un champú específico y la aplicación de mascarilla nutritiva al menos una vez a la semana.



















En los meses estivales el cabello requiere unos cuidados especiales, y agradece cortes y tonalidades pensados para estos meses de más calor.
Cortes ligeros y cómodos: te recomiendo que optes por desfilados, capas que acaban con volúmenes ligeros en las puntas. No sólo combatirás el calor del pelo más largo, sino que además conseguirás que tu cabello se seque más rápido y reducir así el excesivo uso del secador, tan perjudicial para nuestro cabello. En el verano nos suelen apetecer cortes más fresquitos y manejables, así que puedes escoger cortes estructurados que se adapten a la caída natural del cabello, que brindan volumen justo donde se necesite.
Cortes camaleónicos: En la época estival acentuamos todos nuestros roles, cómodas para ir a la playa o a la piscina, formal para la mañana y el trabajo y atrevidas para la tarde o la noche. Busca cortes que sean versátiles y flexibles, que con un solo toque parezcan distintos cada vez. Y para ello debes recurrir a productos cosmetológicos, como serums, gomina, ceras...

Esta temporada, la mujer deberá jugar con el largo y buscar la naturalidad. El pelo se lleva muy corto o muy largo, con actitud y carácter, armas de seducción que unen estilo y feminidad. Proponen dos estilos, el corte XS y XL.
El corte XS: Su secreto es el desfilado que aporta un efecto ligero y natural. La base es un cuadrado que cae desde la nuca hacia la barbilla. Todo el cabello se degrada y se desfila al mismo tiempo para conseguir la máxima ligereza y dinamismo. La raya va inclinada para conservar esa asimetría que aporta modernidad al corte. Se retoma toda la melena y se desfila mechón a mechón para que las puntas queden sumamente finas. Para proporcionar todavía más brillo, podrás utilizar productos solar que a la vez realizará la protección adecuada estés dónde estés. Para la noche puedes aplicarte espuma voluminadora, así crearas volumen en raices y un nuevo peinado... Se sacan unos mechones hacia delante para alisar el flequillo. Este corte es ideal para rostros cuadrados o rectangulares, si es redondeado, hay que crear más volumen. Es muy cómodo y fácil de peinar.
El corte XL: Un corte a la vez Lolita y desestructurado, siempre en movimiento. Se corta el flequillo a la altura de los ojos para dar profundidad a la mirada. Después se degrada todo el cabello y se desfila al mismo tiempo para proporcionar ligereza y movimiento y suavizar las transiciones entre las partes cortas y largas del corte. Este corte es ideal para cabellos moldeables o lisos. Humifica las puntas con espumas o un producto modelador.  Se seca con los dedos para separar los mechones entre sí y con un poco de Sérum se enroscan algunos mechones para crear un efecto tirabuzón. Este corte es muy cómodo, especialmente indicado para rostros ovalados, rectangulares o redondos, y permite jugar con el largo y los recogidos.

En resumen: La desestructuración de los volúmenes nos permite todo tipo de locuras, con brushing o al aire libre, con tenacillas o con los dedos, el cabello adquiere una apariencia personalizada tan diversa como el estilo, el estado de ánimo, las necesidades y las circunstancias de cada cual.
La versatilidad del corte permite una mayor variedad de posibilidades de peinar. Hay que despeinarse, nunca repeinarse. Esta casa lleva la naturalidad hasta sus últimas consecuencias, evitando cualquier producto de fijación. Una vez cortado y trabajado, el cabello cae a su aire, sin geles o espumas, que en esta ocasión sólo se utilizan para la playa.
Y siempre te quedara la coleta en todas sus versiones, haciendo un guiño al “estilo Beckham”. Se trata de un look cómodo, informal y divertido que evita la característica pinza de plástico. Es importante que el cabello nunca quede demasiado tirante. Hay que dejar soltura a la raíz para que el pelo respire y funcionen los productos de apoyo, como sprays, geles o aceites, que además de nutrir y proteger el cabello, mantienen el peinado.

Y recuerda: tu mascarilla semanal, tu champú especifíco y tus productos solares antes, durante y después de la playa, piscina o montaña. Si te proteges la piel, piensa en tu cabello y protegelo igual, él te lo agradecera brillando y quedando especialmente bonito a la vista de todo el mundo...


22 de abril de 2011

Chicas no trabajeis con guantes Vileda o Sapontex, o acabareis con dermatitis...

 

Sentencia T.S.J. Cataluña 16-VI-04: ENFERMEDADES PROFESIONALES. FALTA DE MEDIDAS DE SEGURIDAD

Recurso:

Recurso de Suplicación nº 4340/2003

Resumen:

Enfermedades profesionales. Recargo del 30% de las prestaciones por faltas de medidas de seguridad. Impugnación. No se estima. La trabajadora no fue sometida a reconocimiento médico previo. Los medios de protección (guantes de látex sin la marca CE, no fueron eficaces).

Contenido:

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.—
Con fecha 2-10-2002 tuvo entrada en el citado Juzgado de lo Social demanda sobre Accidente de trabajo, en la que el actor alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara sentencia en los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el juicio se dictó sentencia con fecha 16-1-2003 que contenía el siguiente Fallo:

"Que desestimando la demanda interpuesta por María Inés contra Mutua Universal, Carla, Instituto Nacional de la Seguridad Social y Tesorería General de la Seguridad Social en reclamación por responsabilidad empresarial por faltas de medidas de seguridad debo absolver y absuelvo a las demandadas de la demanda en su contra interpuesta."

Segundo.—
En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

"La demandante con DNI ... y nacida el 22-8-1978 ha venido prestando servicios para la empresa demandante, dedicada a peluquería, como ayudante de peluquera desde el 3-1999 hasta el 11-2000.

Prestaba sus servicios a tiempo completo y desde el 7-2000 a tiempo parcial del 50% de la jornada, según se acepta.

Había trabajado con anterioridad en otra peluquería y desde los 16 años había estado en una escuela de peluquería en Bellaterra.

En el mes de julio de 2000 fue atendida en el servicio de dermatología de la Mutua Universal por reacción dérmica en manos, antebrazos, codos y pómulos; fue dada de baja médica el 11-2000, en torno a una semana antes de finalizar la relación laboral.

En el mes de septiembre de 2000 se le practicaron pruebas de alergia, que resultaron positivas para la parafenilenodiamina (tintes) y persulfato de amoníaco (permanentes). Su diagnóstico definitivo fue el de eczema de contacto alérgico profesional.

La empresa utilizada guantes de látex marca Spontex, sin la marca CE, al menos en el momento de la visita de la Inspección.

La demandante utilizaba guantes en su actividad, aunque en ocasiones el agua chorreaba por los codos y brazos, penetrando en el interior del guante; los secaba con polvos talco, se les daba la vuelta y eran reutilizados, hasta que se rompían, conforme a su declaración. Conforme a una testigo de la empresa, trabajadora de la misma, ella utilizaba también los guantes, hasta que se rompían, sin ponerles talco.

Por resolución del INSS fue declarada en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual.

Por resolución del INSS, dictada tras solicitud de la Inspección, en fecha 13-5-2002 se declaró la responsabilidad de la empresa por falta de medidas de seguridad, imponiéndole el recargo del 30% sobre las prestaciones causadas. Se funda en no haber adoptado una protección eficaz y en no haber realizado los reconocimientos médicos prescritos.

Interpuesta reclamación previa contra la misma, fue desestimada por resolución expresa, contra la que recurre la empresa."

Tercero.—
Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte actora, que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria, a la que se dio traslado lo impugnó, elevando los autos a este Tribunal dando lugar al presente rollo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.—
Recurre en suplicación D.ª María Inés la sentencia que desestimó su demanda en la que pretendía se dejara sin efecto la resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social por la que se le impuso un recargo del 30 por ciento en todas las prestaciones de la Seguridad Social derivadas de la enfermedad profesional contraída por D.ª Carla, formulando, al amparo del apartado c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, un único motivo en el que denuncia la infracción de los artículos 123.1, 196 y 197 de la Ley General de la Seguridad Social, en relación con los artículos 16, 22 y 25 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, alegando la falta de relación de causalidad entre la infracción cometida y la lesión sufrida por la trabajadora por entender que la misma ya prestó servicios como ayudante de peluquería de 13-2-1996 a 12-2-1998 por lo que tenía conocimiento previo de su enfermedad que no manifestó en ningún momento a la empresa, que la Sra. Carla prestó sus servicios para la recurrente desde el 3-3-1999 al 13-11-2000 y desde julio de 2000 a tiempo parcial, no causando baja médica hasta el 6-11-2000, siete días antes de finalizar su relación laboral, que utilizaba guantes de látex y que la dermatitis, por la que fue declarada en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual, debe aparecer al contacto con la sustancia que la provoca o como mucho en un breve plazo de exposición, siendo así que la trabajadora prestó servicios con normalidad hasta noviembre de 2000.

Segundo.—
Ninguna de dichas circunstancias es suficiente para romper la relación de causalidad entre la falta de medidas de seguridad que se imputa a la empresa y el resultado producido. Es indudable que el eczema de contacto alérgico profesional que presenta la Sra. Carla está en directa relación con el trabajo que realizaba para la demandada como ayudante de peluquera, puesto que ha sido declarada en situación de incapacidad permanente total derivada de enfermedad profesional, habiéndosele practicado pruebas de alergia que resultaron positivas para la parafenilenodiamina (tintes) y persulfato de amoniaco (permanentes), según se recoge en los hechos declarados probados de la sentencia. El hecho de que hubiera trabajado con anterioridad en otra peluquería, desconociéndose en qué condiciones laborales, es un dato irrelevante para entender que se ha producido ruptura del nexo de causalidad y, por otro lado, la trabajadora no tenía por qué saber que ya tenía la enfermedad cuando empezó a trabajar para la actora, si hasta entonces no consta hubiera presentado síntomas de la misma, los cuales aparecieron por primera vez en el mes de septiembre de 2000 cuando se le efectuaron una serie de pruebas alérgicas. Por consiguiente, existe una relación directa entre la falta de medidas de seguridad, cuya concurrencia no se discute, y el resultado producido, pues la trabajadora no fue sometida a ningún reconocimiento médico previo, pese al riesgo existente de poder contraer una enfermedad profesional por el contacto con productos peligrosos y, además, los medios de protección utilizados no fueron eficaces para evitar el riesgo, declarando al respecto la sentencia que la empresa utilizaba guantes de látex marca Spontex, sin la marca CE, al menos en el momento de la visita de la Inspección y que la trabajadora utilizaba guantes en su actividad aunque en ocasiones el agua chorreaba por los codos y brazos, penetrando en el interior del guante, los secaba con polvos talco, les daba la vuelta y eran reutilizados hasta que se rompían, habiendo declarado una

testigo de la empresa que ella también utilizaba los guantes hasta que se rompían, sin ponerles talco.

Los artículos
196 y 197 de la Ley General de la Seguridad Social, cuya infracción se denuncia, vienen a establecer que todas las empresas que hayan de cubrir puestos de trabajo con riesgo de enfermedades profesionales están obligadas a practicar un reconocimiento médicoprevio a la admisión de los trabajadores que hayan de ocupar aquellos y a realizar los reconocimientos periódicos que para cada tipo de enfermedad se establezcan en las normas que al efecto debe dictar el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, no pudiendo contratar trabajadores que en el reconocimiento médico no hayan sido calificados como aptos para desempeñar los puestos de trabajo de las mismas de que se trate, determinando al artículo siguiente las responsabilidades por falta de reconocimientos médicos, preceptos que en el caso de autos no fueron observados por la empresaria.

Por lo que se refiere al artículo
123 de la Ley General de la Seguridad Social la sentencia de esta Sala de 11 de febrero de 2002 afirma que la imposición del recargo que prevé dicho precepto exige, según reiterada Jurisprudencia, la existencia de nexo causal adecuado entre el siniestro del que trae causa el resultado lesivo para la vida o integridad física de los trabajadores y la conducta pasiva del empleador, consistente en omitir aquellas medidas de seguridad impuestas por normas reglamentarias respecto a máquinas, instrumentos o lugares de trabajo, excluyéndose la responsabilidad empresarial cuando la producción del evento acontece por conducta imprudente del trabajador accidentado o de manera fortuita, de forma imprevista o imprevisible sin constancia diáfana del incumplimiento por parte del empleador de alguna norma de prevención, habiendo puesto de manifiesto esta Sala, en sentencias de 15-7-1992, 8-3 y 37-4 de 1994, que "la omisión puede afectar a las medidas generales o particulares de seguridad exigibles en la actividad laboral, por ser las adecuadas, atendidas las circunstancias concurrentes y la diligencia exigible a un prudente empleador, con criterios ordinarios de normalidad para prevenir o evitar una situación de riesgo en la vida o salud de los trabajadores, criterios estos que no son otra cosa que reflejo y operatividad, en el ámbito de la Seguridad Social, del derecho básico en el contenido de la relación laboral recogido en los artículos 4.º y 19 del Estatuto de los Trabajadores (Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo) y que con carácter general y como positivación del principio de derecho "alterum non laedere"es elevado a rango constitucional por el artículo 15 del Texto Fundamental y que en términos de gran amplitud, tanto para el ámbito de las relaciones contractuales como extracontractuales, consagra el Código Civil en sus artículos 1104 y 1902, debiendo entenderse que el nivel de vigilancia que impone a los empleadores el artículo 7 de la antigua Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo, aprobada por la Orden de 9 de marzo de 1971 de 9-3-1971, ha de valorarse con criterios de razonabilidad, según máximas de diligencia ordinarias, exigibles a un empresario normal, cooperador a los fines de la convivencia industrial, que son criterios coincidentes con los recogidos en el artículo 16 del Convenio 155 de la Organización Internacional del Trabajo de 22 de junio de 1981 y ratificado por España en 26-7-1985, en cuanto impone a los empleadores, en la medida que sea razonable y factible, garantizar que los lugares de trabajo, operaciones y procesos sean seguros y no entrañen riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores (STSJC 29-9-1997 y 27-4-1994).

Por su parte los artículos 16, 22 y 25 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se refieren a la acción preventiva en la empresa que ha de planificarse por el empresario a partir de una evaluación inicial de los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, teniendo en cuenta la naturaleza de la actividad y en relación con aquellos que estén expuestos a riesgos especiales; al deber que tiene el empresario de garantizar a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo, y a la protección de trabajadores especialmente sensibles a determinados riesgos, obligaciones todas ellas que no han sido cumplidas por la empresaria, estando en relación directa tales incumplimientos con el resultado lesivo producido en la salud de la trabajadora.

En consecuencia, no habiéndose producido ninguna de las infracciones denunciadas, el recurso debe ser desestimado.

2 de marzo de 2011

Una vez mas el INSS no entiende de enfermedades reales...

Ha llegado a mis manos la resolución del tribunal médico por mi alergia al persulfato de amonio, y ha sido denegada mi incapacidad para "MI" pofesión.)
Así que deberé acudir al juzgado y que sea un juez (que no se si sabe de enfermedades) el que dictamine mi incapacidad para desarrollar mi profesión.

Os cuento cuando todo acabe.

Esther

3 de febrero de 2011

Secador de cabello: la clave está en usarlo bien

El secador de cabello se ha convertido en un elemento clave dentro del arsenal de productos e instrumentos que permiten definir el peinado.

Desde aquellos modelos que tenían un lavacabezas incorporado de principios del siglo XX, este aparato ha ido evolucionando y en la actualidad hay un amplio repertorio de modelos en el mercado entre los que elegir. Básicamente, el mejor secador de pelo es aquel que se adapta de forma más adecuada a las necesidades particulares en general y al estilo de peinado en particular.

En sí mismo, su uso no resulta perjudicial; lo que hay que evitar es su abuso ya que peinar con el secador de forma muy reiterada y frecuente afecta a la salud capilar en dos sentidos. Por un lado, incide directamente en el aspecto de la cutícula, la capa más externa, muy sensible a la acción de todos los factores agresivos que actúan sobre ella; concretamente, el calor que emite el secador de cabello puede deshidratarla en exceso y ablandar la queratina, un componente esencial de la cutícula encargado de proteger la capa más interna del pelo y responsable del brillo y la elasticidad. Por otro, si no se aplica a la distancia y a la temperatura debidas del cuero cabelludo, puede dañar el folículo, lo que a la larga favorece la pérdida de cabello. La mejor forma peinar con el secador sacando todo el partido a las posibilidades de este aparato y preservar a la vez la salud capilar es recurrir a su uso sólo cuándo sea estrictamente necesario; desenredar y quitar el exceso de humedad del cabello con una toalla antes de aplicarlo; escoger la temperatura más baja posible; siempre que se pueda, optar por la posición en frío (especialmente recomendada cuando lo que se busca es fijar el rizo); y nunca acercarlo a menos de 5-10 centímetros del cabello.

Una buena opción para minimizar los efectos negativos del secador de cabello es utilizar los productos específicos que las principales casas cosméticas han incorporado a sus gamas capilares y que hacen un efecto de barrera entre el calor de la corriente de aire y la capa externa del pelo. Además de eliminar la humedad, el secador de cabello permite conseguir determinados estilos capilares; y en este sentido juegan un papel importante tanto los distintos accesorios que incorpora como su potencia. Las boquillas concentran el flujo de aire en la zona deseada, por lo que son aconsejables tanto para los “brushing” o alisados (hay que evitar en estos casos no tirar demasiado del cabello ya que este técnica de secado podría favorecer la pérdida de cabello) como para los secados rápidos, y también para dar forma a los flequillos. El difusor, en cambio, se incorpora cuando lo que se quiere es repartir el aire a lo largo de todo el cuero cabelludo para obtener más volumen y definir el rizo.

En cuanto a la potencia, a más watios menor tiempo de exposición al calor y, por tanto, menos posibilidad de daño capilar. Por ejemplo, para los estilos “despeinados” (esos en los que basta dar un poco de forma con la ayuda de los dedos bajo el chorro del aire) el mejor secador de pelo es aquel que tiene una potencia de 1.4000 a 1. 600 watios.

Tanto para prolongar la vida del secador de cabello como para asegurar su correcto funcionamiento hay que retirar de vez en cuando la rejilla que protege la entrada de aire, eliminando pelos y demás partículas. Peinar con el secador en perfectas condiciones no sólo ahorra el tiempo de secado sino que también reduce la agresión que el calor ejerce sobre la estructura capilar la cual, unida a otros factores, puede restar cuerpo y definición al peinado, arrebatar al cabello todo su brillo y favorecer la pérdida de cabello.